domingo, 8 de enero de 2017

La pequeña localidad de Fuente Dé, en los Picos de Europa



La localidad de Fuente Dé, en Cantabria. Foto: Belén Valdehita

Situada a los pies de los Picos de Europa, y rodeada por un circo glaciar de hayedos, Fuente Dé es uno de los lugares más bonitos y visitados de Cantabria.



Fuente Dé se halla en el extremo sureste del Parque Nacional de los Picos de Europa, justo donde termina la carretera CA-185, que parte de la localidad de Potes, a 23 kilómetros. 

Mirador del Cable de Fuente Dé. Foto: Belén Valdehita

En su hermoso entorno natural nace el río Deva, y se encuentran las instalaciones de El Cable, un teleférico que lleva a los pasajeros, en menos de cuatro minutos, hasta el Mirador de Áliva, situado a una altura de 1.850 metros. Desde la plataforma del mirador podremos contemplar unas espectaculares vistas panorámicas de Fuente Dé y de los Picos de Europa.


El clima de Fuente Dé



De tipo continental húmedo, el clima de Fuente Dé se caracteriza por contar con unos inviernos fríos y unos veranos cálidos. Son habituales las precipitaciones de lluvia durante todo el año, y también suele nevar desde finales de otoño hasta principios de primavera. En cualquier época del año, el entorno natural se mantiene siempre verde, y  estaremos continuamente rodeados por unos maravillosos paisajes.


Vista desde el Mirador del Cable de Fuente Dé. Foto: Belén Valdehita

Qué ver en Fuente Dé



Al terminar la carretera que lleva a Fuente Dé nos encontraremos de frente con una imponente imagen de esta pequeñísima localidad, todavía más empequeñecida por la inmensidad de los Picos de Europa. No es de extraña que los principales puntos de interés estén relacionados con la naturaleza.

Desde Fuente Dé, por pistas o en el teleférico, accederemos al macizo central de los Picos de Europa, al Refugio de Áliva y a la parte asturiana de los Picos. Muy cerca de Fuente Dé podemos visitar el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, la Iglesia románica de Santa María de Piasca, la Iglesia mozárabe de Santa María de Lebeña, la Torre del Infantado de Potes o el pueblo de Mogrovejo, declarado Conjunto Histórico.



La localidad de Mogrovejo, cerca de Fuente Dé. Foto: Belén Valdehita

En la planta baja del Parador Nacional de Fuente Dé se puede visitar La Casa del Oso, que está ubicada en dos salones del hotel.


Gastronomía y hoteles en Fuente Dé


En Fuente Dé podremos degustar la gastronomía tradicional del Valle de Liébana. Los platos más típicos se preparan con las magníficas carnes del ganado cántabro, con carne de caza y con peces de los fríos ríos de la zona. La receta más popular es el contundente cocido lebaniego. También son muy recomendables las boronas, un plato de sangre de cerdo guisada; la chanfaina, que se prepara con hígados y pulmones de cordero; las morcillas, los chorizos y los exquisitos quesos de la zona.



Fuente Dé vista desde el teleférico. Foto: Belén Valdehita

Los más golosos quedarán encantados con los frisuelos, que llevan leche, harina, aceite, huevo, sal y azúcar o miel, o con los tontos, elaborados con miga de pan, leche, huevo, azúcar, levadura y aceite. No hay que dejar de probar el orujo típico de la zona de Liébana, un licor que se obtiene tras destilar el brujo (el bagazo) de la uva.

La oferta de hoteles en Fuente Dé está integrada por el Parador Nacional de Fuente Dé, de tres estrellas, y por el Hotel El Rebeco.


Fuente Dé, entrada natural a los Picos de Europa


Si eres un entusiasta de la naturaleza, te recomendamos visitar Fuente Dé. Esta preciosa zona de Cantabria es también un destino ideal para los aficionados al senderismo, a la escalada y al montañismo. Para los que prefieren la pesca, en Fuente Dé y alrededores hay ríos donde probar suerte con los salmones y las truchas.



Macizo Central de los Picos de Europa. Foto: Belén Valdehita

Desde Fuente Dé es obligatorio hacer un recorrido por la zona, incluyendo la visita al Monasterio de Santo Toribio de Liébana o al bello pueblo de Mogrovejo. No hay que dejar de subir en el teleférico hasta el Mirador de Áliva, y desde allí realizar una excursión por alguno de los muchos senderos que atraviesan el macizo central de los Picos de Europa.

Toda esta parte de Cantabria cuenta con una excelente oferta de restauración, y una buena opción para encontrar alojamiento rural por la zona la puedes encontrar aquí. Cualquier época del año podremos disfrutar de Fuente Dé y de su maravilloso entorno natural.


Quizá también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...